Reserva hora Online

Rednutrición

Precios y Promociones Sucursales
Reservar hora
Menu

Ten cuidado con el uso excesivo de los lacteos

1,644 Visitas


Si padecemos de alteraciones gastrointestinales, colon irritable, estreñimiento, flatulencia o dolorabdominal debemos tener en cuenta que el consumo continuado de leche de vaca produce condiciones de mala absorción intestinal debido a que la leche neutraliza los ácidos estomacales, produce un exceso de mucosidad intestinal y favorece el crecimiento de determinado tipo de bacterias patógenas.

La proteína láctea, la caseína, es de difícil digestión y tiende a pegarse al muro intestinal causando un bloqueo en la absorción de nutrientes. Además esta proteína interviene en la aparición de alergias y se ha relacionado con problemas como fiebre del heno, asma, eccema, soriasis o dermatitis alérgica.

Hay alrededor de 25 tipos distintos de proteínas en la leche de vaca que son posibles alergénicos. Estas proteínas están presentes no sólo en la leche de vaca líquida sino en los quesos, cuajadas, mantequilla, nata y leche en polvo

Si ya tenemos osteoporosis o si nos preocupa esta enfermedad, lo más aconsejable es empezar a obtener el calcio de otras fuentes distintas a los lácteos como los vegetales de hoja verde, la avena, las almendras, los frutos secos o las legumbres. Estos alimentos además de ser ricos en calcio tienen suficiente magnesio y potasio, ambos macrominerales necesarios para el correcto funcionamiento celular.

Los lácteos en la infancia

 El sistema digestivo e inmunitario no están totalmente desarrollados al nacer. La caseína, es de difícil digestión y se absorbe fácilmente a través del joven muro intestinal del bebé. Cuando el sistema inmunitario del bebé entra en contacto con esta proteína mal digerida se puede producir una reacción inmunológica que daría lugar a alergias en la edad adulta. Algunos médicos convencionales recomiendan que no se les dé leche de vaca a los bebés hasta que no alcancen el primer año de edad.

Diversos pediatras en Estados Unidos, consideran que el consumo excesivo de lácteos es una de las principales causas de la anemia ferropénica, ya que la leche es deficiente en hierro y además puede dificultar su absorción aunque provenga de otras fuentes.

La clave para mantener unos huesos fuertes y sanos está en entender que el problema no se soluciona con una mayor ingesta de calcio sino con una buena administración del ya presente en la dieta, mejorando las condiciones de absorción intestinal, mejorando el transporte del calcio a través de las membranas celulares y eliminando aquellos factores que producen pérdidas de calcio en los huesos.

Aunque parece una ironía, los productos lácteos a pesar de ser muy ricos en calcio son uno de los factores que más entorpecen la buena asimilación de los iones de calcio tanto a nivelcelular como intestinal.

Escrito por María Paz Velez, Nutricionista Clínica.

next prev
6 consejos para desintoxicar tu organismo Blog

Las toxinas que se acumulan en nuestro organismo nos provocan malestar e inconvenientes en nuestra salud. Son un tipo de proteínas que afectan nuestro cuerpo Existen distintas clases de toxinas que se clasifican de según el modo por el cual hayan ingresado a nuestro cuerpo Las generadas por los químicos derivados de pinturas, limpiadores o […]

Leer Más
Menú de fin de semana para enfrentar el frío para tu genotipo Blog

Genotipo Cazador Sábado DESAYUNO:   Batido de leche de nuez con quínoa pop + rollitos de jamón de pavo envueltos con verduras y palta. COLACIÓN:     Compota de piña jengibre y arroz inflado ALMUERZO:   Paella del cazador + mix de ensaladas + jalea sin azúcar, fruta o arroz con leche ONCE:  Te verde endulzado con stevia + 1 Pan sin […]

Leer Más