Reserva hora Online

Rednutrición

+56 2 294 02186 +56 9 51350695SUCURSALES
Sucursales PROMOCIONES
Reserva hora online
Menu

Muchos confites pocas vitaminas

2743991207_45b89b6b7d_b

1 Visitas


Comer confites es una tentación para la mayoría de las personas, siendo los nños el epicentro de este dulce consumo. Pero erradicra este hábito es dificil y, aunque no es necesario eliminar la presencia total de los dulces en la alimentación, si conviene su consumo esporádico.

El abuso de los dulces puede tener graves consecuencias en nuestra salud, debido a la elevada concentración de azíucares simples que éstos presentan. Algunas de las consecuencias más reconocidas son: favorecer la aparición de caries, problemas de exceso de peso, mayor riesgo a padecer diabetes mellitus y contribuir a la reducción de nutrientes en la dieta.

Además, es frecuente que durante la adolescencia tengan lugar deficiencias de vitaminas B1 (Tiamina) y B2 (Riboflavina) a causa del consumo de confites. Ambas desempeñan importantes funciones, entre ellas la de actuar como cofactores de diferentes sistemas enzimáticos relacionados con la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono o azúcares.

En algunos casos el déficit de vitaminas B1 y B2 se puede manifestar con estados de apatía, fatiga y debilidad, entre otros. 

Si crees que tus niveles de tiamina y roboflavina están bajos, una alimentación sana y equilibrada resulta suficiente para obtener las cantidades necesarias de aquellas dos vitaminas. Hay alimentos ricos en estos nutrientes, tales como la levadura de cerveza, los vegetales de hoja verde, el germen de trigo, los frutos secos y las legumbres.

Sin embargo, debes claro cuales son los alimentos que a tu organismo le hace bien, por lo que, determinar tu genotipo es el primer paso que debes dar para dejar a tu cuerpo en perfecto equilibrio.

next prev
Leche de nueces Blog

Genotipo: Cazador. Ingredientes – 1 cucharada de nueces molidas – 1 vaso (200 cc) de agua Preparación Remojar las nueces desde la noche anterior en un vaso de agua. Al otro día colocar en la licuadora la mezcla anterior. Licuarlo bien, asegurándose de que hayan quedado bien desechas (cuando no se oye más sonidos de […]

Leer Más