Reserva hora Online

Rednutrición

+56 2 294 02186 +56 9 51350695SUCURSALES
Sucursales PROMOCIONES
Reserva hora online
Menu

Los opioides adictivos del trigo y los productos lácteos

1 Visitas


El trigo y los productos lácteos contienen péptidos opiáceos que influyen en los receptores de endorfinas en el cerebro. Estos péptidos son físicamente adictivos y causan dependencia, asma, obesidad y apatía.

Los receptores de opiáceos cerebrales son sensibles a otras sustancias opiáceas: las que se absorben a través del consumo de alimentos. Esto sucede porque no todos los péptidos son descompuestos totalmente en un solo aminoácido en el tracto digestivo. Además, los péptidos opiáceos son más difíciles de descomponer.

Uno de los mecanismos por el cual el gluten puede afectar el cerebro y el sistema nervioso central es por la sobrecarga de pépidos opiáceos. Estos péptidos se han denominado exorfinas, debido a que tienen actividad similar a la de morfina y endorfinas .El péptido producido a partir de leche se conoce como casomorphine.

Las exorfinas cumplen un papel esencial en la cría de los mamíferos y están presentes en todas las especies. Los terneros reciben sus primeras exorfinas con las mamadas iniciales. Esto genera en el neonato una dependencia hacia la madre y un estímulo a consumir alimento. Además lo tranquiliza y lo duerme, cosa sencillamente comprobable en la reacción de los lactantes luego de mamar. Estos péptidos opiáceos, además de asegurar la ingesta de nutrientes por parte del neonato y garantizar su descanso, cumplen otra función clave.

La secuencia de péptidos “tirosina-glicina-glicina” del gluten coincide con los tres primeros aminoácidos de las endorfinas, los péptidos opiáceos producidos por el cuerpo, que influyen en los mismos receptores en el cerebro. Por lo tanto, los opiáceos del trigo pueden ‘sedar’ los intestinos hasta el punto de causar estreñimiento. Debido a que algunos opiáceos del trigo son extremadamente potentes, algunos esquizofrénicos pueden incluso curarse simplemente dejando de comer productos derivados del trigo.

Aparte de ser un péptido estimulador del apetito no opioide, la leche naturalmente contiene diferentes péptidos opiáceos ocultos en la caseína y la lactoalbúmina. La leche también contiene sustancias (lactosa) que alteran la permeabilidad de la mucosa intestinal, lo que hace que los péptidos sean relativamente indigeribles.

Además de generar apatía, adormecimiento y lentitud, los alimentos que contienen opiáceos son difíciles de abandonar. No es casualidad que muchos alimentos, incluso cárnicos y saborizantes, tengan entre sus componentes proteínas de leche y trigo, lo cual garantiza fidelidad al consumo.

next prev
Leche de nueces Blog

Genotipo: Cazador. Ingredientes – 1 cucharada de nueces molidas – 1 vaso (200 cc) de agua Preparación Remojar las nueces desde la noche anterior en un vaso de agua. Al otro día colocar en la licuadora la mezcla anterior. Licuarlo bien, asegurándose de que hayan quedado bien desechas (cuando no se oye más sonidos de […]

Leer Más