Reserva hora Online

Rednutrición

+56 2 294 02186 +56 9 51350695SUCURSALES
Sucursales PROMOCIONES
Reserva hora online
Menu

Las sanas y poderosas semillas de Chía

Chía (CC)

1 Visitas


Últimamente se ha vuelto común escuchar hablar sobre lo saludable y beneficioso que es comer “Chía” ¿habías oído de ella? Si eres de las que no la conocían a continuación te presentaremos algunos de los beneficios que tiene esta semilla que en su forma natural o de aceite es totalmente aconsejable para agregarlo a tu dieta diaria. 

Disminuir los niveles de colesterol, reforzar el sistema inmunológico, ayudar a la movilidad de las articulaciones y elevar los niveles tanto de energía como de concentración, son algunos de beneficios que significa el ingerirla.

Además se ha demostrado que mezclar diariamente una cucharada de Chía con agua te ayudará en tu plan para adelgazar. Esto porque al momento de tomarla tendrás una sensación de saciedad la que controlará tus niveles de apetito y de antojos por querer seguir comiendo más y más.

Junto con lo anterior no podemos dejar de mencionar lo muy buen regulador del tránsito intestinal que es, característica que influye positivamente al evitar el estreñimiento y previniendo incluso el cáncer de colon.

Respecto a sus compuestos se reconoce el papel influyente del omega 3 (aceite que reduce los síntomas de trastorno bipolar, depresión y Alzheimer), aunque también posee muchas proteínas, fibra, antioxidantes, vitamina B1, B2, B3 y minerales como hierro, zinc, potasio y calcio, entre otros.

No contiene gluten, por lo que se convierte en un alimento perfecto para celiacos.

Por lo general se aconseja tomarlo con agua, sin embargo, se puede mezclar con diferentes tipos de comidas convirtiéndose, por ejemplo, en un perfecto aderezo para ensaladas.

Así es que toma este simple y sano consejo y convierte a las semillas de Chía en tu nuevo alimento preferido!

 

next prev
Leche de nueces Blog

Genotipo: Cazador. Ingredientes – 1 cucharada de nueces molidas – 1 vaso (200 cc) de agua Preparación Remojar las nueces desde la noche anterior en un vaso de agua. Al otro día colocar en la licuadora la mezcla anterior. Licuarlo bien, asegurándose de que hayan quedado bien desechas (cuando no se oye más sonidos de […]

Leer Más