Reserva hora Online

Rednutrición

+56 2 294 02186 +56 9 36526431 SUCURSALES
Sucursales Informe Nutricional
Reserva hora online
Menu

Conferencia dada por Kenneth Fine al grupo de apoyo de celiaquía en Louisville

13 Visitas


El gluten desencadena reacciones inmunes en el organismo que están bajo el control de diversos genes. Se hace evidente que la mayoría de la población sensible al gluten no manifiesta atrofia de las vellosidades como lo hacen los pacientes celíacos.

Esta sensibilidad al gluten puede tener severas consecuencias inmunológicas y nutricionales, por lo que sería importante diagnosticarla de manera precoz. Algunos de estos trastornos incluyen la pérdida de la secreción de hormona por parte de las glándulas (hipotiroidismo, diabetes), osteoporosis, deterioro cognitivo y dermatitis, entre otros.

El intestino no es el único tejido diana que puede verse afectado por la reacción inmune al gluten. Como ejemplo de esto se toma a la dermatitis herpetiforme donde la sensibilidad al gluten se manifiesta principalmente a nivel de la piel, que presenta mínima o ninguna afectación intestinal.

Ahora, desde la investigación más reciente, parece que el número casi interminable de enfermedades autoinmunes de diversos tejidos del cuerpo también puede relacionarse a la respuesta inmune al gluten de la dieta.

Un estudio realizado en Italia mostró que las personas sensibles al gluten que no eliminan el gluten de la dieta, presentan mayores probabilidades de desarrollar enfermedades autoinmunes. Muchas personas sensibles al gluten, incluso si aún no han desarrollado la enfermedad celíaca, tienen síntomas que se calman cuando se elimina el gluten de su dieta. Por otra parte, a partir de un estudio realizado en Finlandia, se estima que los individuos sensibles al gluten que no reportan síntomas en el momento del diagnóstico pueden mejorar tanto el bienestar físico y psicológico después del tratamiento durante un año con una dieta libre de gluten.

Los pacientes que presentan diarrea crónica, colitis microscópica, dermatitis herpetiforme, diabetes mellitus o cualquier síndrome autoinmune (artritis reumatoide, esclerosis múltiple, lupus, psoriasis, tiroiditis, la alopecia); Hepatitis C, asma, enfermedad hepática crónica, osteoporosis, anemia por deficiencia de hierro, depresión, trastornos de autismo y, posiblemente, el déficit de atención han demostrado tener un mayor riesgo de ser sensibles al gluten. Estas enfermedades se están convirtiendo en los síndromes que pueden mejorar con una dieta libre de gluten (y, además, libre de caseína).  

Escrito por María Paz Velez, Nutricionista Clínica

13 Visitas
next prev
6 consejos para desintoxicar tu organismo Blog

Las toxinas que se acumulan en nuestro organismo nos provocan malestar e inconvenientes en nuestra salud. Son un tipo de proteínas que afectan nuestro cuerpo Existen distintas clases de toxinas que se clasifican de según el modo por el cual hayan ingresado a nuestro cuerpo Las generadas por los químicos derivados de pinturas, limpiadores o […]

Leer Más
Menú de fin de semana para enfrentar el frío para tu genotipo Blog

Genotipo Cazador Sábado DESAYUNO:   Batido de leche de nuez con quínoa pop + rollitos de jamón de pavo envueltos con verduras y palta. COLACIÓN:     Compota de piña jengibre y arroz inflado ALMUERZO:   Paella del cazador + mix de ensaladas + jalea sin azúcar, fruta o arroz con leche ONCE:  Te verde endulzado con stevia + 1 Pan sin […]

Leer Más