Reserva hora Online

Rednutrición

+56 2 294 02186 +56 9 51350695 PROMOCIONES SUCURSALES
Promoción Sucursales
Reserva hora online
Menu

¿Podemos bajar de peso durante la lactancia?

418 Visitas


Un embarazo involucra como consecuencia un aumento de peso que puede ser en menor o mayor grado considerable. Según el caso se puede llegar a sumar entre 10 o 15 kilos  durante el embarazo o tal vez más. Por lo que la meta es recuperar el peso perdido. Pero hay una duda que siempre se presenta en éstos casos ¿se puede bajar de peso durante la lactancia?

La leche materna debe contener todos los nutrientes que un bebé necesita para desarrollarse sano. Por esto es que los nutricionistas aconsejan llevar una dieta variada que cubra todos los niveles de la pirámide nutricional en forma equilibrada.

Pero la buena noticia es que la producción de leche en el organismo de la mamá consume una gran cantidad de energía de su organismo, y como consecuencia hay una gran quema de calorías en forma natural. Por lo que se puede asegurar que la lactancia ayuda a bajar de peso, en mayor o menor grado, dependiendo de la genética, cuantos kilos subió durante el embarazo y que tipo de alimentación consumió durante el mismo.

La mejor opción para controlar peso después de un parto es llevar una dieta sana y equilibrada y la lactancia materna ayuda a la mamá a conseguir ese objetivo. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la lactancia produce más beneficios sumados a la quema de calorías

  • El útero recupera su tamaño normal más rápidamente gracias a la lactancia
  • Disminuye la probabilidad de cáncer de mama u ovario
  • Reduce la cantidad de sangrado después del parto
  • Ayuda a reducir las grasas acumuladas en cadera y cintura durante el embarazo

La pérdida de peso durante la lactancia se puede afirmar y la regla indica que a período de lactancia más prolongado, más cantidad de kilos se pueden perder.

Es importante combinar el amamantamiento con una dieta saludable y caminatas regulares para tonificar los músculos. El descenso debe ser paulatino y normal ya que una baja de kilos muy brusca puede generar cansancio y debilidad en la mamá que está amamantando. Además la lactancia puede provocar somnolencia, por lo que es aconsejable hacer caso a lo que el organismo pide y dormir el tiempo necesario, aunque sea en varias “siestas” cortas.

Algunos tips de alimentación preferidos para ésta etapa

  • Beber mucha agua
  • Si se consumen carnes deben ser magras, ideales las de pavo y la pechuga de pollo sin piel
  • Clara de huevo porque aporta proteínas
  • Proteínas de origen vegetal como la de los garbanzos
  • Consumir pescados grasos como atún, sardina y salmón
  • Es preferible consumir frutas y verduras crudas porque aportan más vitaminas y minerales
  • Evitar carbohidratos refinados, harina blanca y azúcares
  • No saltarse los 4 tiempos de comida

Es preferible evitar el consumo de alcohol y aquellos alimentos que pueden provocar cólicos como el repollo, coliflor o brócoli. No es conveniente beber bebidas gasificadas y consumir alimentos procesados.

Como cierre podemos asegurar que la lactancia materna le aporta al recién nacido el mejor nivel de desarrollo y  a la mamá, además de los beneficios para su organismo le brinda la satisfacción de vivir momentos incomparables y de reforzar los lazos entre ella y su bebé.

 

 

418 Visitas
next prev